Hay influencers en la moda. Los niños y niñas ya no quieren ser médicos, astronautas o abogados, ahora quieren ser influencers. Este fenómeno está alimentado por redes sociales que son más intuitivas que nunca. “Marketing Total” ha hecho el resto. Pero, ¿realmente esta técnica es tan efectiva?

¿Quién es una celebridad de Internet?

Ya parece claro. Un influencer es alguien que influye en las opiniones de otras personas. En este caso, estamos hablando de personas que pueden generar información relevante a tus seguidores y sobre un tema, servicio, producto… lo que sea que te especialices.

Todo comienza con las celebridades: actores, presentadores, top models… y las relaciones que construyen con sus fans a través de las redes sociales. Debe recordar que millones de personas están dispuestas a hacer, consumir o comprar cualquier cosa que su héroe use o recomiende mientras está de servicio.

Llegó a manos de las redes sociales y eso cambió. ¿Por qué no pagar a celebridades para que “promocionen” sus productos en sus redes sociales? Está claro que ya no hablas de dónde usarlo. La marca parece ser consumida al azar.

Hay toda una generación que cree que puede ser influyente si tiene acceso a la tecnología. Algunos, especialmente los millennials, ven una oportunidad.

¿Por qué no pueden influir en sus comunidades? Se acabó. La gente normal ha estado compitiendo con grandes estrellas desde hace un tiempo. Incluso logró crear esta nueva profesión. Lo hacen de una manera moderna. Pero como puedes suponer, la ira te impide ver fallas ocultas.

La falta de análisis técnico y la creencia de que vender con muchos seguidores es suficiente lleva a repensar cuestiones fundamentales, como cuánta influencia tienen sobre ellos las personas con millones de seguidores. Cuán influyente eres también depende de lo que intentas mostrar a tus seguidores. ¿Pueden los influencers vender lo que quieren? ¿Puedes hacer que tu negocio sea visible?

A base de prueba y error, se concluyó que esta era una de las afirmaciones más erróneas de los últimos años. Aunque es muy moderno.

¿Sabías que la gente cree que las personas anónimas con solo unos pocos miles de seguidores pueden tener un mayor impacto en sus comunidades sociales? Después de todo, el propio fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, nos dijo:

“La gente hace a la gente, y nada influye más en las decisiones de compra que la recomendación de un amigo de confianza”.

Pero las cosas dieron un nuevo giro cuando la Asociación de Anunciantes Nacionales (ANA) cuestionó la efectividad del marketing de influencers en un estudio. Para los profesionales norteamericanos, menos del 40% entiende que las estrategias de marketing de influencers funcionan bien. Casi el 45% se mostró neutral sobre la facilidad de contratar personas influyentes.

La diferencia entre influencers, personalidades y micro-influencers

Explicaremos una de estas preguntas básicas para que podamos entender cómo funciona el marketing con personas influyentes en las redes sociales. Necesitamos entender la diferencia entre un influencer, personalidad o celebridad y un micro-influencer. Bastante hemos discutido sobre quién podrá cerrar ventas en el mundo de los instrumentos musicales.

Comparativa de influencers micro-influencers

Famosos e influencers comparten este espacio. De hecho, algunos influencers ya tienen más seguidores que estrellas de cine, deportes o música muy populares. Se les conoce como “macro-influencers” y se agrupan bajo el paraguas de millones de seguidores.

QUIZÁS TE INTERESA LEER SOBRE  Porque NO debes invitar tus amigos en una página de Facebook

La conclusión ahora es si es mejor asociarse con estos grandes influenciadores o apostar por los microinfluenciadores. Para muchos es dinero, para otros es autenticidad.

Autenticidad, el valor fundamental de un micro-influencer. Ya sabes que el famoso personaje tiene una proyección enorme. Pero lograr que promocionen sus productos, se diviertan con su marca o pongan un hashtag en su marca puede ser un gran problema.

Para los macroinfluencers, también es una cuestión de dinero. Una vez que tienen suficientes seguidores, van a una plataforma que los autentica. Demuestran a sus seguidores que son genuinos.

Las empresas se ponen en contacto con estas plataformas y envían sus ofertas para promocionar un producto o servicio a través de personas influyentes seleccionadas. Además de pagar a los influencers, las plataformas también deben ser compensadas.

Sin embargo, los microinfluencers son mucho más baratos. Su comportamiento puede ser más espontáneo, más digno de confianza y más confidencial. Los usuarios no los ven como vendedores. El boca a boca es mejor para ellos, pero… también tienen una audiencia mucho más pequeña.

Sorprendentemente, según HubSpot, estos microintermediarios tienen una tasa de participación un 0,10 % más alta que las cuentas de redes sociales más grandes.

Fuerza del futuro

Para publicaciones de alto perfil como la revista Forbes, los microinfluencers son la potencia de marketing del futuro. Según la publicación, “micro” se refiere a alguien que tiene entre 10.000 y 500.000 seguidores en una red social. Para ellos, sin embargo, no es tanto una cuestión de números como de relaciones.

Los influencers más pequeños han construido sus propias comunidades. Interactúan con ellos y disfrutan de la compañía de sus seguidores. No hay duda de que estos son factores importantes para una buena participación. Tienen una audiencia específica y se comunican con ella de una manera muy específica.

Súmale a eso las malas noticias que empiezan a recibir los influencers. La gente se preguntaba si valía la pena el dinero y si tenían el efecto deseado entre los usuarios. Así lo revela un artículo de Infobae:

Terremoto de celebridades: ha llegado la era de los ‘nano-influencers’ en las redes sociales“.

Tiene muchas direcciones que hemos visto hasta ahora. Incluso hay muchas agencias y empresas que construyen sus nano-influencers desde cero para apreciar este hecho. Cómo medir la influencia y cuándo contratar influencers

Domina las seis cualidades, según un estudio publicado por Harvard Business School. El impacto debe estar respaldado por el alcance del usuario a través de varios medios; proximidad del influencer a la audiencia; nivel de experiencia en redes sociales y temas de relevancia, fiabilidad y confianza.

Como empresa, tenemos que tener mucho cuidado sobre a quién nos dirigimos y si se ajusta al tipo de celebridad. No te dejes engañar por la cantidad de seguidores. Idealmente, este debería ser el destinatario de su producto.

Básicamente, podremos trabajar con mediadores si nuestro servicio está enfocado en un nicho muy específico caracterizado por redes sociales, materiales visuales y un enfoque en la audiencia de 16 a 25 años.

Son los más activos de la red. Por lo tanto, no tiene sentido gastar dinero en causas que prefieren los periódicos en papel. Además, es una gran idea en cualquier momento que desee tener un impacto local con un presupuesto extremadamente bajo. Pero olvídate de los grandes eventos dirigidos a los adolescentes. No tienen dinero para comprar.

¿Cuál es el ROI de una campaña de influencers?

El marketing de influencers no es muy diferente del marketing que utiliza cualquier otra técnica. Por supuesto, es más difícil de medir con precisión como otros programas. Por supuesto, esto solo funcionará si se considera un ROI aceptable.

QUIZÁS TE INTERESA LEER SOBRE  Ganar cliente dando la cara: marketing de la transparencia

Para determinar si está funcionando, puede comenzar con algunos principios que lo ayudarán a medir los resultados de su campaña.

Tenemos que tener muy claro lo que pretendemos conseguir con esta campaña:

Cada objetivo tiene un ROI y retorno diferente. Si quieres incluir solo muestras de tus productos en sus imágenes, o si quieres grabar un vídeo exclusivo y profesional. De todos modos, apégate a un presupuesto ajustado.

El uso de microinfluencers en campañas de influencers puede ser rentable. Una de las mejores fórmulas de medición es la huella. Esto aclarará la verdadera visibilidad de su estrategia. Este es el número de veces que se vio la publicación del influencer. Pero recuerda centrar tus impresiones en las redes sociales donde tu target tiene mayor reputación.

Otras fórmulas a tener en cuenta son el engagement y los sentimientos que provoca en los usuarios. Como puede ver, casi todas las métricas son bastante abstractas cuando se trata de marketing de influencers. Así que necesitas tener una estrategia muy clara.

Lo cierto es que medir el ROI es una pregunta sin respuesta en este tipo de campañas, según los expertos. De hecho, no es descabellado centrar las campañas en la concienciación, la creación de reputación o la generación de clientes potenciales. Preguntas más etéreas, pero no menos necesarias. Todavía es muy difícil medir las ventas.

Los beneficios de utilizar microinfluencers en la gestión de campañas

las actividades de marketing local son cada vez más evidentes. Frente al uso de macroinfluencers, quienes han perdido su novedad son los nanoinfluencers.

Una persona que usa menos publicidad y es más consciente de sus acciones será del agrado de su público y, por lo tanto, de los usuarios a los que se dirige la campaña publicitaria. La cosificación masiva de los influencers y el uso desmesurado de esta técnica de marketing ha provocado el rechazo del público, que solo ve una forma de intentar sacar algo de los ojos.

Si la campaña parece artificial, puede drenar al influencer para siempre.

Cabe añadir que las acciones con “macro” suelen estar dirigidas a personas muy concretas con características y edades muy precisas. Esto desvía al público objetivo de la campaña. Además, las mismas condiciones significan que este tipo de usuarios solo ven cosas que se comparten en línea y no tienen suficiente dinero para comprarlas.

Por otro lado, Nano les proporcionó tratos comerciales. Las marcas a menudo se comunican directamente con personas influyentes, sin necesidad de agentes o representantes. Esto baja el precio final. Si a eso le sumas que a veces nos guardamos millones de números de algunos youtubers o instagramers, la operación es mucho más económica. Pequeña empresa rentable.

La democratización de las grandes campañas de influencers en última instancia reduce la intimidad. Los usuarios huyen del spam, como en su momento. Simplemente perdieron su credibilidad. Las agencias de publicidad buscan autoridad, es decir, redes sociales apoyadas en seguidores que interactúen de forma cercana y natural.

Actualmente, los micro-influencers lo están logrando. Atraer usuarios es fácil porque podemos segmentar nuestras campañas y mostrarles exactamente lo que están consumiendo. Es publicidad basada en el consumo real de un producto o servicio. Quizás por esta razón, los estudios han demostrado que el compromiso disminuye a medida que aumentan los seguidores debido a una menor interacción.

Según el informe de Twitter, “Nuevo estudio: el valor de los influencers de Twitter”, incluso a medida que evolucionan las nuevas tecnologías, están más dispuestos a confiar en las opiniones de amigos y familiares al tomar decisiones de compra. Es decir, sigue funcionando una especie de boca a boca digital. Algo más es posible a través de las relaciones que construyes con nano-influencers. “Deja de escribir por escribir, encuentra un nicho y luego encuentra un nicho más pequeño”,

QUIZÁS TE INTERESA LEER SOBRE  Que es el Marketing digital. Explicación para Dummies

Tenemos un problema de credibilidad y se ha convertido en un valor añadido para los pequeños influencers. Un documento de los tecnólogos de Experticity afirma que más del 80% de los usuarios siguen las recomendaciones de los microinfluencers. Sus perfiles experimentaron un aumento del 25 % en las tasas de conversión, y los perfiles con entre 1000 y 4000 usuarios experimentaron un aumento de casi el 5 % en la participación.

Un problema de reputación

Todo el mundo puede concluir que con estos datos los influencers llegan a más personas y por tanto conseguimos más ventas. La respuesta es no. Pero veamos un ejemplo.

Imagina a alguien como Beyoncé con 113 millones de seguidores en Instagram promocionando leggins de baile. En el otro extremo del mapa, una chica londinense con 26.000 seguidores lleva los mismos leggins a sus clases de baile diarias.

La diferencia entre estas dos situaciones es bastante mala. Primero, porque el dinero que le pagaron a Beyoncé no estaba ahí para compensarlo. En segundo lugar, porque la chica no cobra nada o casi nada y, además, irradia un aura de antipublicidad, de normalidad. Confianza, fiabilidad del proyecto.

Cómo hacer una campaña con nano-influencers

Al igual que con cualquier tipo de campaña publicitaria, es importante definir el tipo de público al que se dirige. De esta forma, podrás conocer con qué internautas conectas mejor y cómo son sus personalidades.

Independientemente del precio, busque a alguien que pueda darles a sus seguidores la confianza de que son auténticos. Busca calidad, no cantidad. Fundamentalmente, un “nano” es alguien que puede identificarse con su marca. Elija el canal en el que desea presentarse y elija la red social adecuada en función de eso.

Por supuesto, después de este análisis, solo podemos estar de acuerdo en que todo se mueve en la dirección de la nano-influencia. Esta parece ser la tendencia deseada por instituciones y empresas. Pero principalmente los más prometedores para eventos locales y pymes.

Cuando los presupuestos son reducidos y los negocios muy específicos, los nuevos gurús del marketing digital son los microinfluencers. También puede ver que no hay necesidad de comunicarse a través de un agente o representante.

Búscalo y contáctalo por mensaje privado. Puede realizar transacciones financieras o promocionar su marca mediante pagos en especie. Hoy, un regreso al turno suena no solo idílico, sino también snob y refrescante. El marketing de influencers ha abierto un hueco y ahora, como siempre, la última palabra la tienes tú.

Por último, no olvide informarnos cómo va su campaña de marketing. ¿Estás haciendo campaña a través de personas influyentes? ¿Qué opinas sobre Nano Impacto? ¿Crees que esto será una tendencia en el futuro, o se trata más de trabajar con grandes estrellas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *