A veces, cuando un cliente se va, parece que no hay nada que podamos hacer para impedirlo. Sin embargo, si prestamos atención a las señales, podemos ver si un cliente está a punto de abandonarnos y, en algunos casos, incluso podemos hacer algo para impedirlo. Aquí hay seis formas de evitar que nuestros clientes se vayan.

  1. Ofrezca una garantía de satisfacción
    Si un cliente no está satisfecho con su producto o servicio, ofrézcale una garantía de que lo arreglará. Esto demuestra que usted se preocupa por la satisfacción de sus clientes y está dispuesto a hacer lo necesario para asegurarse de que estén satisfechos.
  2. Manténgase en contacto
    Después de que un cliente compra algo, asegúrese de mantenerse en contacto. Envíele un correo electrónico o llámelo de vez en cuando para ver cómo le va. Si no lo hace, es probable que el cliente se olvide de usted y vaya a otro lugar la próxima vez que necesite lo que usted tiene.
  3. Sea flexible
    A veces, los clientes necesitan cambios o ajustes. Si usted es inflexible, es probable que terminen yendo a otro lugar. Si, por otro lado, usted es flexible y puede hacer los cambios que necesitan, es más probable que se queden.
  4. Escuche a sus clientes
    Mantenga una mente abierta y escuche a sus clientes. Si tienen algo que decir, déjelos hablar. A veces, los clientes tienen ideas que pueden mejorar nuestro producto o servicio. Si no los escuchamos, es probable que no lo sepamos.
  5. Hágalo fácil para ellos
    Trate de hacer que todo sea lo más fácil posible para sus clientes. No los haga esperar, no los haga dar vueltas en círculos. Hágalo fácil para que puedan encontrar lo que necesitan y tomar la decisión de comprar.
  6. Ofrezca un buen valor
    Asegúrese de que sus clientes sepan que están obteniendo un buen valor por su dinero. Si usted no puede ofrecer el mejor precio, trate de ofrecer un mejor producto o servicio. Algo que valga la pena que valga la pena pagar.
QUIZÁS TE INTERESA LEER SOBRE  Ganar cliente dando la cara: marketing de la transparencia

Si prestamos atención a estas seis cosas, podremos evitar que nuestros clientes se vayan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *